miércoles, 8 de septiembre de 2010

Soundtracks vitales (3a y última parte-la cursi-)

por @chachachato

Qué pinche sabrosa es la vida. Es como dar un trago a una cuba bien fría con harto hielo cuando uno recuerda ese momento especial que tiene una rola que lo caracteriza. Cuando te peleas, cuando terminas algo, ¡cuando triunfas! Y, ¡por qué no? Cuando te enamoras.

Al ver aquella vez por Internet la más reciente noticia del estado de salud de Cerati me vino una sensación tan fuera de lugar: me sentí de repente contento, sonreí con cara de baboso y creo que hasta cerré un ratillo los ojos (pinche cursi). Me acordé de hace casi 4 años (un 16 de septiembre) que me enamoré perdidamente de la razón de mis desvelos y la cómplice de mis raras fechorías.

Fui invitado (not!) a una fiesta para celebrar esa simbólica independencia de nuestro país cuando me encontré con un viejo compañero de la escuela. Traía compañía. Una rubia de escasa estatura y caracter temible se acercó a oír la plática que teníamos entre aquél y yo. Era ella. Casualmente, el compañero en cuestión le contó a esta chica que yo tocaba la batería y que si quería, yo le podía enseñar. Ágilmente le pedí su teléfono y empezamos a hablar de música. La verdad es que no parábamos de parlotear cuales mocosos después de una buena dósis de "dotación de Ricolino" con Redbull. La fiesta terminó y ella tuvo que irse. Al notar la falta de elixir de esta fiesta y la pésima música que había ya, decidí irme. Me trepé a mi coche, lo prendí, la música comenzó a sonar y una frase en esa canción, justo en ese instante decía: "hoy hagamos la excepción de romper las reglas..." (La Excepción-Cerati). Es la canción de nuestro caricaturesco principio.

Si algo pude entender en ese instante, fue que todo gran momento debe ir acompañado de una canción que celebre ese recuerdo hasta llegar a la tumba. Podría existir alguna explicación científica para comprender esto, pero al final, más que querer saber por qué uno se siente así, simplemente quiere sentirse así de chingón.

A partir de ahí no la dejé de "stalkear" hasta enmarañarla en un día con día entrañable e inigualable. Y nunca le enseñé a tocar la batería.

Estimado, querido, agitado y celebrado lector: ¿cuál ha sido la rola que, aunque uno le cueste negarlo, lo hizo sentirse como yo?

Sigo bloggeando...


4 comentarios:

  1. Buena entrada de las canciones que mas tengo grabadas en la memoria por varios momentos es sin dudar Aun de Coda y La chispa adecuada... Pudieron ser peor ya que fueron lugares públicos

    ResponderEliminar
  2. J'en Ai Marre (la del pescadito) de Alizeé, me recuerda a una mujer que bailaba tan sensual que me prendió desde que la ví. La conocí en una fiesta y aunque nunca fué mi novia ni salimos juntos sí la besé ya entrados en copas, después no la volví a ver. Aún no me explico por qué no le pedí su número.

    ResponderEliminar
  3. Definitivamente todos tenemos asignado un soundtrack en nuestra vida. En mi caso, en su momento esa canción que sería parecida a tu momento es la de Wonderwall de Oasis, por que con esa me besé por primera vez con mi esposa.

    Desgraciadamente la vida cambia y ya no estamos juntos, pero el soundtrack de tu vida sigue, no matter what, así que siempre encontraremos ese momento justo que quede muy bien una canción en el soundtrack de cada uno de nosotros.

    Chido post,. man! ;)

    ResponderEliminar
  4. Bro!!

    Siempre lo he dicho... y justo también por esto defiendo tanto a la música: es capaz de darte vida o la neta, quitártela. ¿Por qué?

    - La música se produce a través de ondas.

    - Nosotros, como alma o espíritu, sentimos a través de ondas (o sea, vibraciones). ¿Ejemplo? Cuando llegas a un lugar o conoces a alguien, decimos: este lugar está "raro", siento algo raro... o esa persona tiene "buena vibra" o "se siente tenso el ambiente".

    - Cuando alguna canción nos pega, cuando algún beat o riff te toca, es porque sentiste mas allá de lo físico, sea porque pusiste más atención o porque en ese momento, estabas mas propenso a percibir cosas. Esto no pasa tan regularmente con otras artes como la Pintura o la Escultura.

    En lo personal, tengo muchos CD's que rotulo con el nombre de esas vibras.... un CD para manejar, otro para manejar enojado, jaja otro para introspección, otro para poner los pies en la tierra... en fin, en lugar de regalar chocolates o rosas, regalen música; será un regalo eterno.

    ResponderEliminar

Bienvenidos comentarios!!!