jueves, 1 de julio de 2010

Notas al oído

En este momento estoy oyendo The March of the Zapotec por Beirut. ¡No mames! Qué buena pinche idea tan poco original pero bien manejada. Hace casi 20 años (18 para ser exactos) Alejandro Marcovich estaba haciendo algo así, jugar con el folklore mexicano y la “música actual”. No puedo creer que unos extranjeros vinieron a hacerlo también y la gente lo oiga tan original sabiendo que tenemos esto desde hace tiempo. ¿Será nostalgia o será malinchismo? No importa esa última parte, la verdad es que tiene un dejo oscuro a la Danny Elfman, muy agradable, oigan el disco.

En otras cosas, aproveché el tema de nostalgias y menesteres recordatorios para ver en cuanto canal se hubiese dispuesto a proyectar el documental “This is it”. Sin más que explicar, es un conmovedor documental (y a la vez deprimente) acerca de los ensayos y los últimos días del rey del pop para comenzar su última gira con la intención de pagar las deudas que tenía amarradas. El tema de esta breve nota es el siguiente, quiero que pongan especial atención a la guitarrista que acompaña a la banda. La chica se llama Orianthi Panagaris. Una joven australiana que prácticamente le parte la madre a muchos musiquillos sesioneros que he visto por aquí. Con sólo 24 años, ya tiene una trayectoria bastante pesada: Santana, Vai y otros monstruos de la lira la han invitado a tocar. Recomiendo que la vean por el dato cultural y por el ojo alegre del algunos de ustedes.

2 comentarios:

  1. Si que toca bien la Orianthi y no es fea.

    ResponderEliminar
  2. Y rockea de verdad, no como lo que alguna vez pretendía Avril Lavigne... sigh...

    ResponderEliminar

Bienvenidos comentarios!!!